Historias de la historia.

Desde la aparición del hombre en la historia, este siempre ha tenido la necesidad de encontrar pigmentos para crear sus obras, para obtenerlos, los alquimistas usaban materiales y técnicas que hoy en día sería impensable de utilizar.

Los primeras pinturas rupestres se conseguían usando minerales (carbón, arcillas, óxido de hierro…) animales (sangre, huevo, grasa…) o vegetales (colorantes…)

Más adelante en la historia se empezó a usar otros componentes.

El “marrón momia” fue utilizado en el cuadro del pintor Eugène Delacroix “La libertad guiando al pueblo”. Este color se extraía de las momias. Usando los restos obtenidos en las sustancias químicas que se utilizaban en el proceso de momificación, como natrón, asfalto, etc.., en momias de personas y gatos abundantes en Egipto. El pintor Edward Burne-Jones también uso este tono, pero sin saber realmente su procedencia, al conocerlo directamente quiso hacerle un entierro digno al tubo de pintura en su jardín. Se usó en Londres  entre 1800-1950.

  • facebook
  • twitter
  • pinterest
  • LinkedIn
  • Blogger

«La Libertad guiando al pueblo» Eugène Delacroix

El “verde Scheele” de principios del siglo IX contenía arsénico, el color fue muy demandado por las familias de alto poder adquisitivo, en hoteles, estaciones de trenes y domicilios particulares. Se dice que quienes empapelaron las estancias y salas con este tono, tuvieron problemas. La humedad de Londres originaba la evaporación y consiguiente inhalación del arsénico, provocando la muerte de familias enteras. Como dato curioso, los fabricantes conocían este problema, pero siguieron usando el arsénico para dar brillo a gran variedad de colores.

El “negro Brillante Marfil”, se usaban huesos carbonizados para obtenerlo. Se llegaron a usar huesos de humanos, lo que conllevó al robo de cadáveres en cementerios.

Otro color curioso es el “amarillo indio” proviene de la orina de vaca, para ello en el país se las alimentaba con hojas de mango, tóxicas para estos animales. El descenso en el número de vacas hizo que se dejara de fabricar.

Actualmente se siguen usando materiales diferentes para pintar.  Vincent Castiglia usa su propia sangre humana. Steve Spazuk con ayuda de una ingeniosa técnica llamada ahumado crea obras de arte con fuego. El artista Christiam Ramos necesita de 20 a 30 tubos de pasta de dientes para cada una de sus pinturas. O Mary Astidou que usa el tan conocido oro negro (café) en sus creaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This