+34644094564 solo whatsapp info@cafeconvertes.com

¿Conoces al impulsor de técnicas como el frottag, el grattege o el el dripping ?

MAX ERNST

( Brühl, Colonia 2 de Abril de 1891- París, Francia 1 de Abril de 1976)

Pintor, dibujante, poeta y escultor alemán nacionalizado francés, Max Ernst está considerado como uno de los principales exponentes del movimiento Dadá y del Surrealismo

A lo largo de su impredecible carrera artística, siempre siguió la línea de la experimentación, utilizando  gran variedad de técnicas, estilos y materiales. En todas sus obras buscaba los medios ideales para expresar, el mundo de los sueños y la imaginación. Estudió filosofía, psiquiatra e historia del arte en la universidad de Bonn, donde conoció a  su primera esposa Loise Straus donde ella estudiaba Historia del Arte, ocho años después se rompería la relación.

Max Ernst se empezó a interesar por las obras realizadas por enfermos mentales y empezó a pintar el mismo como aficionado.

Participó en la I y en la II Guerra Mundial, en esta última fue arrestado e internado, por un lado los franceses lo consideraban un alemán, mientras que para los nazis era otro de esos artistas degenerados. En 1941 consiguió huir a Estados Unidos junto a Peggy Guggenheim una de las mecenas artísticas más influyentes del siglo XX, y tercera mujer de Max Ernst.

Tras varias investigaciones Max Ernst dejó novedosas técnicas como el frottag, técnica que consiste en frotar un lápiz sobre una hoja colocada sobre un objeto, para transferir su textura. El grattege en la que se desprende de la tela, la pintura, mediante desgarrones. El dripping donde se deja chorrear la pintura, directamente desde un recipiente, utilizando pinceles o brochas o en chorros que gotean desde un recipiente agujereado situado sobre la obra y que el artista mueve a su gusto o deja oscilar libremente sobre un lienzo. Técnica que después usaría Jackson Pollock en sus obras. También fue un maestro en el collage, realizando varias novela-collage, trabajó la escultura, y participo como actor en “la edad del oro” de Buñuel

Max Ernst falleció el 1 de abril de 1976, a los ochenta y cinco años en París, a consecuencia de un paro cardíaco.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This