Roy Ledgard

 

Escultor 23 /5/1951 Lima (Perú)

Comenzó a los 7 o 8 años a tallar madera,  figuritas con una navaja ,posteriormente en un taller de cerámica comenzó a manipular el barro. Esto se desarrolla en su permanencia en Perú.

Realizó un año de arquitectura en la Universidad Católica de Lima , al poco tiempo de eso llegó a España  (Madrid). Por circunstancias burocráticas estuvo en la escuela de Cerámica de Madrid ,por libre , siguió estudiando modelado y dibujo en escuela durante 3 años, en ese tiempo su maestro de modelado le invitó a trabajar la piedra en su taller, estuvo cerca de tres/cuatro años tallando piedra con Manolo Álvarez , fue el culpable de que conociera la fundición Capa en la que realizó varios bronces.

Hizo su primera exposición en el diario El Pueblo en 1979 y poco a poco comenzó  a desarrollar un estilo autodidacta de escultura. En una ocasión su padre Kiko Ledgard,  que tenía muchas relaciones de trabajo, yendo de visita pasó por un taller de imagineria ,en ese taller estaba el señor Augusto Ortega Bru que le invitó a trabajar con ellos, aprender a trabajar la madera.

En 1982 viaja a Barcelona y montó su primera exposición en la Galeria Art mark , paralelo a todo esto ha estado practicando artes marciales lo que influye de manera notable en el arte que realiza. Durante mucho tiempo trabajó la técnica del yin yang ,trabajando los volúmenes para dar forma al vació ,pero ahora se decanta más por la creación libre usando la inspiración que le da el espíritu de la fe Bahai

Antonio Maya Cortés

Exposición París, inauguración del año cervantino.

2017

1950 Pintor, dibujante y escultor.

Realizar una entrada en nuestra web de ésta figura artística, casi nos da un poco de pudor, por no estar a la altura.

Hemos podido recuperar con el permiso de Antonio, fotografías de la Exposición de París con Juan Manuel Bonet.  Director del Instituto Cervantes, comisario de exposiciones, crítico de arte y literatura,  y poeta español.

Exposición en la que se daba paso al año Cervantino, evento internacional de las arte y las letras.

Con la obra de Antonio Maya Cortés, se abrieron los ciclos de conferencias y letras.  (Curiosamente no fue una noticia con demasiada difusión a pesar de la importancia que recaía sobre ella).

Continuar leyendo “Antonio Maya Cortés”

Turner y una décima de segundo.

Por Sergio Delgado

Para todo aquel que haya dibujado a la acuarela, hay una máxima oculta que no tiene que ver con la técnica, ni con el pincel húmedo, ni con el papel empapado, ni seco, ni salpicado, ni con las reservas de espacio para que no se manchen con colores oscuros, ni con la transparencia del color, ni con las veladuras, ni con el desbaste, ni con el recorte de pincelada, ni con arañar la pintura, ni con la goma arábiga, ni la sal, ni el dripping, ni soplar la pintura, ni con las repulsiones de grasa.

Turner lo sabía perfectamente, conocía la técnica y todos sus secretos, pero sabía que eso no era suficiente. Sabía que la acuarela exige algo más, mucho más. Y precisamente ese “mucho más” es apenas un instante, a veces una décima de segundo eterna. Sabía que la acuarela permite reflejar la esencia de una representación. La esencia, el espíritu. Turner lo sabía y durante muchos años no permitió que nadie le viera pintar.

El genio o el loco?

Encerrado en su mundo, huraño, oscuro, arisco, donde no había hueco para las relaciones personales, tomado por loco y tomado por genio. Sin facilidad de palabra solo sus toses y exabruptos eran suficientes para callar a un auditorio. Duro como una roca, inquebrantable, necesitó un seudónimo para alejarse de sí mismo. Pero nunca se abandonó, se retiraba por oleadas, pero volvía  a su ser arrastrado por la marea de la creatividad que no permite treguas demasiado prolongadas.

Continuar leyendo “Turner y una décima de segundo.”